EDIFICIO

Desde 1843 se encuentran rastros en las actas municipales de la proyección de un mercado en El Almendral, necesario en tanto que el tránsito hacia el puerto no era expedito; bastaba que se levantara el mar para cortarlo. Ya en 1854 José Ramón Silva es rematante del edificio, que será construido por Alexander Livingstone en 1855. Este edificio más parece una construcción no acabada, que en años posteriores se sugieren cambios y se recolectan fondos para su término.

Hacia 1870 los reglamentos permiten conocer la rutina que establecen las prácticas: se trabaja de sol a sol y se paga por las entrada de animales, frutas y verduras, entre otros. Los puestos son rematados anualmente. Al borde del siglo XX se extienden los horarios, dejándolo similar a las prácticas actuales.

El terremoto de 1906 derrumbaría este mercado, y entre licitaciones sin adjudicación podemos fechar la edificación actual entre 1914 y 1916. La construcción quedó cargo de Eduardo Feuereisen, discípulo de Eiffel. La estructura metálica es importada por la Vorverk Company desde Alemania, y la empresa a cargo, Berlín Company, deja establecido en el contrato elementos del edificio que lo harían un adelantado a la época: horno de cremación de basura, ascensores hidráulicos, gradas de mármol, entre muchos otros.

DESCARGA LA HISTORIA AQUÍ
Texto incluido en el libro "Mercado El Cardonal" de Cristóbal Gaete